AGRO INDUSTRIA

«Tiene que haber una agricultura sustentable»

Ricardo Cambruzzi, presidente de Fundacruz que desarrolla anualmente el evento VIDAS 2019, dice que la correcta aplicación de las técnicas y tecnologías en la agricultura permitirán la sustentabilidad.

El evento VIDAS 2019, que se celebra este 11 y 12 de octubre, y reúne cada año a más de 20 mil personas, entre ellos miles de productores, protagonistas del movimiento económico en la región y su impacto, es el tema de análisis en esta entrevista que presentamos con Ricardo Cambruzzi, presidente de Fundacruz, entidad que organiza durante 16 años este encuentro ferial.
El presidente de esta organización indica que las políticas de incentivo para el agro son positivas, pero se debe cuidar el mercado externo sin descuidar el interno.
—¿Qué promete Fundacruz en VIDAS 2019?
VIDAS promueve lo nuevo en tecnologías en el sector agrícola. Creo que una de las cosas más importantes es que todas las personas comprendan que Vidas 2019 es un evento organizado por Fundacruz, pero que la participación del productor, del agricultor (…) es importante empezar a valorarse al agricultor boliviano, que se sienta la importancia, porque nosotros producimos alimentos y sin alimentos no hay vida.
Es importante que el productor asista a VIDAS, y consiga captar y recoger toda la información que tenemos para que el agricultor haga las cosas bien, y se le enseñe. Se le muestra que VIDAS es una herramienta muy importante para tener acceso a todo lo que necesitan saber sobre las técnicas de cultivo.
—Háblenos de esas herramientas y el alcance que tienen…
Por ejemplo, les enseñamos a las personas a cuidar la biodiversidad, a cuidar el medioambiente, a sembrar con rotación de cultura, sobre el manejo correcto y utilización de buenas semillas, manejo adecuado de insumos agropecuarios, utilización de fertilizantes, manejo de suelo. Entonces, VIDAS es una oportunidad única, un evento técnico en Bolivia con dos días para que las personas tengan acceso gratuito a toda la información.
—¿Si se pudiera hacer un balance dada la crisis coyuntural, cuál es la situación del productor o agricultor?
El sector hace dos años que está atravesando por la baja producción, por problemas climáticos y coincidentemente este año tuvimos poca producción y precio bajo.
Eso fue muy duro para el productor, entonces si el productor hace las cosas bien, maneja bien sus costos, siembra bien y elige una buena semilla, la probabilidad del error es menor, pero si esa persona empieza a reducir costos o realizar malos manejos, bajará la producción.
VIDAS le enseña al productor, sea éste pequeño, mediano o grande, a errar lo menos posible en lo que depende de nosotros. Por ejemplo, si en tiempo de sequía buscamos una variedad resistente a la sequía, observamos la fecha de siembra, la probabilidad de producir mejor es mayor. Entonces creo que VIDAS tiene ese potencial que el agricultor necesita.
—¿Si hablamos de movimiento económico en este sector cual sería el aporte de este evento?
Es muy grande. Si analizamos la parte de compra de insumos, de semilla, de maquinaria y otros.
Hoy en día el país depende del sector de hidrocarburos, pero si analizamos históricamente los países de primer mundo tienen un desarrollo de su agricultura muy fuerte, entonces si queremos ser un país competitivo, si queremos asegurar alimento para nuestro país, tiene que haber una agricultura sustentable, esa es la visión de VIDAS, y es lo que se transmite a los agricultores y productores.
—¿Cuando hablamos de agricultura sostenible o sustentable a qué se refiere?
Es cuando hacemos un buen manejo, utilizamos las técnicas adecuadas, donde también tiene que ver el precio, porque aunque se tengan buenos precios, sea de la soya, el maíz, el trigo o sorgo se tienen que rotar para hacer un buen manejo, tiene que haber un equilibrio entre lo que usted quiere ganar y también, técnicamente, lo que tiene que sembrar. Hay que buscar esa armonía y en VIDAS eso enseñamos, los mecanismos para tomar buenas decisiones, eso es lo más importante.
—¿En este momento, en el área a las parcelas en que se están desarrollando los cultivos, se están aplicando las técnicas de las que habla?
Claro que sí, se tiene que aplicar y cada vez más las empresas están buscando alternativas, están buscando variedad de semilla, están buscando manejo, están buscando más abono y todo lo necesario basado en un análisis de suelo.
Por eso digo que hay que buscar ese equilibrio, pero es necesario hacer bien las cosas, y esa es la importancia de que el agricultor sea conciente, principalmente en época de crisis, en época de precios bajos, y de lo que yo hablo, de la agricultura en periodos de subida y bajadas.
Las personas tienen que estar atentas y preparadas para esos momentos cuando la cosa está difícil, hay que tener cuidado sobre las decisiones.
—¿Si usted tuviera que aconsejar cinco formas para poder tener una buena producción en época de crisis, tomando en cuenta incluso el cambio climático, cuáles serían?
Mi consejo sería buscar una buena asesoría técnica, porque tenemos en Bolivia muy buenos técnicos y hay que escucharlos, hay investigaciones que han sido muy interesantes.
Entonces lo primero que se tiene que hacer es buscar técnicos, buscar la tecnología y aplicarla. Hay que buscar la mejor semilla, la rotación de cultura, manejo de suelo, cobertura orgánica, material orgánico para que el suelo se nutra; podemos buscar herramientas para minimizar los problemas climáticos.
El agricultor que participe en VIDAS aprenderá mucho con todo lo que hemos mencionado y sabemos que es escencial. Hay que buscar un producto que tenga un precio en el mercado que va dar resultado, pero siempre dentro de un manejo sostenible, como la rotación de cultivos que puede dar buenos resultados.
—¿Cuales serían los productos ideales que se tendrían que producir y tendrían buenos resultados?
Nosotros, con lo que tenemos que trabajar es con la soya, pese a que el precio está bajo, pero sabemos que es un mercado cambiante y siempre hay fluctuaciones.
Mucho tiene que ver con los precios y la coyuntura internacional. Por ejemplo, el problema de la pelea económica entre EE.UU. y China está afectando el precio de la soya, de la harina y del aceite; pero eso puede cambiar si los dos países se ponen de acuerdo y el precio sube.
Creo que los stocks de producción no son suficientes, no hay capacidad de almacenamiento y el agricultor no sabe hacer otra cosa más que sembrar.
El agricultor no puede dejar la tierra parada, por lo tanto primero hará un buen manejo y, segundo, tendrá una inserción de área muy fuerte, entonces tienen que sembrar, tiene que buscar el modo.
—¿En las últimas gestiones el sector del agro y al que usted representa ha sido incentivado? ¿Tiene el apoyo de las políticas y normativas para poder enfrentar este tipo de cosas, como el precio y cambio climático?
Creo que lo que el Gobierno podría hacer o seguir haciendo es ver las líneas de financiamiento. Como ya existe un interés bajo para dejar un poco más tranquilo al productor en época de crisis, así como el periodo o los plazos de los créditos que tienen, eso ayuda a cuidar de nuestro mercado externo.
Obviamente, en los últimos años toda la soya producida fue para el mercado interno, pero ¿dónde está el excedente? Tenemos un mercado externo que puede recibir ese exceso de producto, entonces hay que cuidar de nuestro mercado internacional y las exportaciones.
Si el mercado está abastecido internamente, tenemos que exportar, tenemos que tener cupos y debe ser abierto; pero obviamente siempre preocupados del mercado interno. Si usted analiza los últimos años, el mercado interno está abastecido de soya, de harina, de azúcar, de todo; nunca tuvimos un desabastecimiento. Entonces estamos haciendo las cosas bien.
—¿Cuándo hablamos de mercado, y accesibilidad para créditos para poder empujar la producción?
Nosotros tenemos accesibilidad, pero obviamente hay ciertos controles y creo que es correcto.
Las empresas que están bien establecidas, que tienen un buen balance y hacen las cosas bien, tienen accesibilidad. Y aunque este año vimos que el problema de muchas empresas fueron los precios bajos, el Gobierno dio la posibilidad de que los agricultores reprogramen su deuda y eso es importante; porque no es que no se va a pagar a la banca, sino que esa reprogramación permitirá a la persona que tiene un fondo a buscar una nueva campaña que tenga un mejor precio para seguir adelante.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios