TECNOLOGÍA

Conozca las 5 razones para no apostarle a una app

¿Realmente las apps son tan útiles? La respuesta rápida es ‘no’ y esto se debe a los muchos inconvenientes que tiene el desarrollo de estas plataformas móviles y que parten de una pregunta muy sencilla: ¿Por qué descargamos una app?

¡Que no te engañen! Es común que muchos desarrolladores se acerquen a tu negocio y te ofrezcan crear tu propia aplicación como una forma eficaz de llegar al público. Después de todo, suena atractivo tener el logo de tu empresa en el teléfono de tus clientes, abrirlo y promoverlo con amigos y contactos de negocio. Además, según datos de la Asociación de Internet MX, el 92% de los mexicanos contamos con un smartphone.

Pero, ¿realmente las apps son tan útiles? La respuesta rápida es ‘no’ y esto se debe a los muchos inconvenientes que tiene el desarrollo de estas plataformas móviles y que parten de una pregunta muy sencilla: ¿Por qué descargamos una app?

Con esta pregunta en mente, aquí hay cinco razones por las que una app no siempre es la mejor opción para dar a conocer tu negocio.

1.  Su desarrollo es costoso y toma tiempo

Aunque el precio de una app varía de acuerdo con el desarrollador y a las características de cada plataforma, el personal y software involucrado en su creación implican una inversión grande, en el que un app base puede costar arriba de los 100 mil dólares tan solo en la primera versión.

Por ello, antes de dar el ‘sí’ tan fácil, lo mejor será preguntarse si la app permite resolver alguna necesidad específica del cliente o si éste puede solucionar su problema de forma más eficiente por otros medios. Un buen ejemplo de apps que sí tienen sentido son las de banca electrónica que han buscado ser más amigables con el usuario con el objetivo de ahorrar tiempo y procedimientos para reducir las visitas a las sucursales.

2. Descargamos apps por un propósito en específico

Las apps más descargadas como las de redes sociales, pagos, transporte, viajes y comida a domicilio cumplen un propósito en el teléfono y su frecuencia de uso determina su relevancia, por ello muchos teléfonos monitorean y sugieren periódicamente eliminar las apps que no susas para liberar espacio de la memoria.

Para Juan Pablo Barragán, líder digital de MBA Consulting, invertir en apps sin una estrategia no tiene sentido. “La gente ya no baja apps, consumen espacio valioso que se puede utilizar en otro tipo de cosas, como fotos, videos, etc. Algo que sí guarda una vivencia o una experiencia.”

3. La mayoría de las apps tienen una vida corta

Por lo mismo, si el usuario no le ve utilidad inmediata a una aplicación, no la dejará mucho tiempo en su teléfono. De acuerdo con cifras de Snoop Consulting, ocho de cada 10 apps se desinstalan el mismo día que se bajaron. Eso quiere decir que muchas de ellas no le crean valor a la gente.

Un ejemplo claro de apps que tuvieron vida corta fueron las de noticias, ya que la gente prefería abrirlas desde el navegador web si las encontraba en redes sociales. Además, una app no puede ser rastreada del todo por herramientas de análisis como Google Analytics ni contribuye mucho para encontrar a tu sitio más fácilmente en buscadores (el famoso SEO).

4. Actualizarlas y mejorarlas requieren recursos extra

Hay que tomar en cuenta que el precio por desarrollar la app es solamente por la versión inicial, ya que si requiere actualizaciones o mejoras, esto incluye un costo extra. Algunos desarrolladores proponen una iguala mensual por la actualización, ya que realizar eso in-house requiere comprar software especial para su desarrollo y personal con formación en programación.

5. Es mucho más eficiente apostarle a tu página

Afortunadamente existen alternativas mucho más atractivas sin grandes cantidades de inversión y consiste en crear páginas responsivas, es decir, que elementos como el tamaño del texto, las imágenes y hasta la publicidad se adapta al tipo de dispositivo en el que se accede, ya sea una tablet, smartphone o laptop. 

El diseño de sitios web ha evolucionado a tal grado que ya existen plantillas que llevan de la mano a los desarrolladores para lanzar portales totalmente responsivos sin necesidad de meterse a programar código, son fáciles de actualizar (la mayoría de las veces sin costo extra) y se le pueden agregar herramientas que ayudan al SEO, pudiéndose medir de manera rápida y sencilla.

Como ves, existen alternativas si se quiere llegar a una audiencia que está conectada la mayor parte del día. La tendencia hacia tener menos apps pero con más funciones nos hace enfocarnos en aprovechar al máximo las herramientas que tenemos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios