ANÁLISIS

2 fórmulas que todo empresario debe aplicar

Despertarse en la mañana sabiendo que eres el jefe -sí el jefe- en tu empresa y que además tienes que mantenerte despierto, alerta y motivado en tu negocio, a veces es desafiante.

Uno de los mayores desafíos que tiene todo empresario es mantenerse enfocado en hacer crecer su negocio. Despertarse en la mañana sabiendo que eres el jefe -sí el jefe- en tu empresa y que además tienes que mantenerte despierto, alerta y motivado en tu negocio, a veces es desafiante.
La mayoría de la gente piensa que la clave es estar motivado. La experiencia nos dice que, si educas a las personas, no solo se motivan, sino que además corren el riesgo de inspirarse –motivación de larga duración que puede producir cambios perdurables-. Si motivas a alguien que no sabe lo que está haciendo, va estar cometiendo errores más rápido. El objetivo entonces es asegurar que tu gente sabe lo que está haciendo en el negocio, pero también mantenerlos optimistas, emocionados, apasionados, inspirados.
Las 2 fórmulas que todo dueño de empresa debería aplicar para hacer crecer su negocio a través de su gente son:
La primera fórmula es muy sencilla y tiene 5 variables:
Sueños.- ¿Ya tienes tus sueños claramente escritos? En su defecto, te sugiero que destines tiempo y energía ahora, para poner tus sueños en papel. Sí, ¡ahora! Deja de leer y empieza a escribir tus sueños. NO lo dudes ni por un segundo. Las dudas matan más sueños que los fracasos. Escribe tus sueños sin medida ni clemencia, aunque no sepas aún qué hacer para convertirlos en realidad. ¡Recuerda, son sueños, esa es su esencia!
Metas.- Ahora, tus sueños se deben convertir en metas. Tu destino está definido por tus sueños multiplicados por tus metas. Para aplicar esto al negocio, tu equipo debe tener metas diarias. La meta anual no es tan importante si no tienes una meta diaria. Luego debes tener metas semanales y cada colaborador de la empresa debe tener metas diarias. Debes tener metas en la vida, no puedes tener metas solamente en el negocio, de lo contrario terminarás haciendo solamente negocios en la vida y olvidarás tu salud, tu familia, tu vida. Así que establece metas en múltiples áreas. Pero piensa en los próximos 5 años. Tus metas deben ser SMART (inteligentes en inglés): Específicas, Medibles, Alcanzables, orientadas a Resultados -prefiero que tenga un Responsable- y con un plazo o Tiempo determinado.
Aprendizajes.- Por cada meta establecida, necesito aprender lo necesario para lograrla. No puedo establecer una meta y luego no hacer el aprendizaje. Simplemente no funciona así. Se habla tanto de escribir las metas para lograr resultados, que uno pudiera tener la tentación de creer que si escribes tus metas se convertirán en realidad. La verdad es que se convertirán en realidad cuando hagas el aprendizaje.
Planes.- Una vez que hayas adquirido el aprendizaje, no te pongas mano a la obra sin antes hacer un plan de acción. La mayoría de las personas prefiere simplemente arremangarse la camisa y empezar a trabajar, especialmente los dueños de negocios. Pareciera que piensan: “he trabajado 20 años en este negocio, realmente no necesito un plan. Sé muy bien lo que estoy haciendo” Pero si quieres que tu negocio sea más grande, entonces todo tu equipo necesita conocer el plan. Esto significa que debes escribirlo. Así es, debes documentarlo.
Si no tienes un plan escrito al final de cada día, de lo que se va hacer al siguiente día, no vas a tener un día productivo. Todo tu equipo debe, al final de cada día, anotar lo que van a lograr el siguiente día.
Acciones.- Una vez que tenemos el plan establecido, entonces debemos tomar acción. La consistencia es la clave.

SUEÑOS X METAS X APRENDIZAJES X PLAN X ACCIÓN = ÉXITO

Esta es la fórmula del éxito. Califícate ahora mismo. Date un puntaje, del 1 al 10 en cada una de las cinco variables. Si no tienes tus metas escritas, no puedes darte un puntaje mayor a 2. Así que seamos realistas y la diversión ahora es averiguar cómo hacer para incrementar el puntaje en cada uno de estas variables.
Ahora, la segunda fórmula que quiero enseñarte, abarca todo esto. La fórmula es igual de simple que la primera:

SER X HACER = TENER

Habiendo trabajado la primera fórmula, ahora sabemos lo que queremos TENER -hemos establecidos nuestros sueños y metas- y lo que tenemos que HACER –trabajamos en nuestro aprendizaje, pusimos nuestro plan en marcha y nos pusimos a trabajar- Ahora nos falta trabajar en el SER -nosotros mismos!-
A medida que evolucionas como dueño de negocio, se te hace mucho más fácil hacer crecer tu negocio. Esta evolución implica trabajar en tus valores, en tu identidad, en tus creencias, en tus comportamientos y en tus habilidades. Convertirte en un ser increíble. Y si aplicamos la fórmula tenemos:

SER INCREÍBLE X HACER INCREÍBLE = TENER INCREÍBLE.


¿Sencillo verdad?
Por último, cuando unes las dos fórmulas, construyes una vida increíble, construyes un negocio increíble.
¿Te hacen sentido las 2 fórmulas? ¡Excelente!, entonces ¿qué acción podrías tomar inmediatamente como resultado de lo que acabas de aprender?

Christian Blanco, analista en gestión empresarial. Director de
ActionCoach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: