ACTUALIDADAGRO INDUSTRIA

PNUD e IBCE presentan 14 productos para invertir en el marco de la sostenibilidad

La castaña beneficiada, arroz, azúcar/alcohol, leche, maíz, café en grano y procesado, maní, aceite comestible, cacao/chocolate, harina de maíz, frejol, quinua, carne bovina y carne de pollo responden al Mapeo de Oportunidades de Inversión Privada en el Sector Agroalimentario para el logro de los ODS.

El “Mapeo de Oportunidades de Inversión Privada en el Sector Agroalimentario para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”, encarado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), fue presentado este 20 de mayo de 2021 en el Foro Virtual organizado por PNUD Bolivia con el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) ante una masiva audiencia, destacando 14 Fichas de Inversión para: castaña beneficiada, arroz, azúcar/alcohol, leche; maíz, café en grano y procesado, maní, aceite comestible, cacao/chocolate, harina de maíz. frejol, quinua, carne bovina y carne de pollo.

Gonzalo Vidaurre, economista encargado de realizar la investigación bajo el liderazgo del PNUD, informó que “el Mapeo es un documento para la atracción de inversiones dirigido al que quiera invertir en Bolivia alineado a los ODS, como una inversión con el enfoque de Naciones Unidas, de tal forma que pueda ser reconocida como empresa sostenible. Si bien el documento enfatiza en el sector agroalimentario boliviano, porque se lo escogió en el contexto de la pandemia como un sector consolidado que no dejó de trabajar, y dado su gran potencial de expansión, a partir de ello planteamos Fichas de Inversión para 14 productos, las mismas que dirán al inversionista qué tiene que cumplir en relación a los ODS, si es que su objetivo es que su inversión sea calificada como sostenible”, concluyó.

*Del Foro Virtual participaron 640 personas, destacando la presencia de la Representante Permanente del PNUD en Bolivia, Luciana Mermet; el Presidente del IBCE, Demetrio Soruco Henicke, además del Viceministro de Comercio Exterior e Integración, Emb. Benjamín Blanco, quien a través de un video ponderó el Foro PNUD-IBCE, así como el Mapeo presentado, comprometiendo a trabajar desde la Cancillería con los sectores involucrados. *

Quedó anunciado en el Foro que, una vez presentado el estudio, y confirmada la alta expectativa sobre las posibilidades de inversión, en próximas semanas se desarrollarán nuevos Foros en función de las 14 Fichas de Inversión para tratar cada tema en específico a fin de motivar el financiamiento de las intenciones de inversión, así como superar cualquier obstáculo que tenga que ver con nuevos emprendimientos en tal dirección.

REACTIVACIÓN: MANCOMUNADA ENTRE ESTADO, PRODUCTORES E INVERSIONISTAS

El Viceministro de Comercio Exterior e Integración, Emb. Benjamín Blanco, destacó que el PNUD e IBCE propicien un escenario de propuesta de políticas públicas y medidas para encarar la crisis que vive el país. Dijo que el Ministerio de Relaciones Exteriores enfoca sus esfuerzos en consolidar mercados para el sector agroalimentario y que “la reactivación económica debe ser mancomunada entre el Estado, productores e inversionistas, para posicionar el producto boliviano en el mundo, como lo hemos venido haciendo con la quinua, el café, cacao y el chocolate, que tienen mercados internacionales; las características organolépticas de nuestros productos nos hacen únicos y ello se convierte en una oportunidad para llegar a mercados exigentes en el exterior. Son pocos los productos que estamos exportando y precisamente lo que requerimos es inversión y un trabajo mancomunado para aprovechar las oportunidades que tenemos”, concluyó.

SECTOR AGROALIMENTARIO: GRAN OPORTUNIDAD

Luciana Mermet, Representante Residente del PNUD en Bolivia, en palabras de circunstancia señaló que: “La realidad actual del sector agroalimentario en Bolivia representa una gran oportunidad para el país, para impulsar la reactivación económica y la recuperación socioeconómica por el impacto de la pandemia, abasteciendo las necesidades del mercado nacional interno, pero además generando excedentes para la exportación y generación de divisas y contribuir a la estabilidad macroeconómica del país” y a tal fin, “se ha identificado 14 productos que tienen el potencial de generar beneficios múltiples a todos los actores y participantes del sector y que están alineados a varios Objetivos de Desarrollo Sostenible (2, 5, 8, 12, 15)”.

Señaló además que para generar los beneficios múltiples esperados “desde el PNUD se quiere fortalecer una nueva forma de invertir en el sector hacia la generación de triple impacto (económico, social y ambiental). Estas inversiones de impacto a través de nuevos esquemas de financiamiento (como ser bonos temáticos, fondos de inversión cerrados, productos financieros innovadores por parte de las instituciones financieras -incluyendo a la Banca pública y privada-, fondos de capital de riesgo, etc.), pueden generar un retorno financiero aceptable para los inversionistas, la rentabilidad esperada para todos los actores de las cadenas de valor que a su vez se traduzca en recuperación de empleos, mejora de la calidad de los empleos actuales, reducción de brechas de género y además contribuir sustantivamente a la reducción de la contaminación ambiental, mitigación y adaptación al cambio climático, uso sostenible de los recursos naturales del país y modelos de economía circular que aporten a la nueva política del Estado Plurinacional de Bolivia hacia el reencuentro con la madre tierra y el buen vivir”, finalizó.

POCOS ALIMENTOS PENETRAN MERCADOS EXTERNOS

El Presidente del IBCE, Demetrio Soruco Henicke, que actuó como Moderador del Foro Virtual, dijo que “para generar una industria vigorosa de alimentos, debe haber un adecuado suministro desde la actividad agropecuaria y, si bien en Bolivia esta actividad es creciente y dinámica, la misma se halla sujeta a riesgos difíciles de controlar, como el clima o las plagas, frente a lo cual habría que apostar por la ciencia y la tecnología”. Respecto al estudio, destacó que “muestra el lado propositivo y la problemática del sector agroalimentario en Bolivia, el cual hay que diversificar y agregar valor para exportar más, ya que de cerca de 70 variedades de cultivo en el mercado interno, menos de 10 productos penetran mercados externos con una alta presencia”, concluyó.

DATOS DE PRODUCCIÓN E INVERSIÓN

En el “Mapeo de oportunidades de inversión privada en el sector agroalimentario para el logro de los ODS” se señala que “el total de la producción bruta alcanzó a USD14.833 millones, de los cuales el 56% corresponde a la industria de alimentos y el 44% corresponde a la agropecuaria. El consumo intermedio, es decir, la compra de materias primas e insumos para fabricar otros bienes, es más elevado en la industria que en las actividades agropecuarias. Del total de consumo intermedio, el 74% corresponde a la industria y el 26% a la actividad agrícola”.

La inversión en la industria de alimentos se da en el 57% de empresarios; el restante porcentaje alega problemas de inseguridad jurídica y trámites tributarios. La inversión está concentradas en: mejoramiento de procesos, automatización de operaciones, mejoramiento de infraestructura, licencias y patentes y demás elementos de tecnología; solo un 2% de las empresas acude a formas innovativas para financiar sus inversiones, que no sean las del tradicional financiamiento bancario. Un tercio de las empresas utiliza su capital propio, es decir, asume el riesgo, muy poco común en industrias alimentarias altamente sensibles a la pérdida del producto.

CONCLUSIONES DEL FORO

El Representante Adjunto del PNUD en Bolivia, Dennis Funes, a tiempo de destacar la extraordinaria audiencia de 640 participantes, dio a conocer las siguientes Conclusiones del Foro:
• Las 14 oportunidades de inversión presentadas en el “Mapeo de Oportunidades de Inversión Privada en el Sector Agroalimentario para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”, encarado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), pueden incrementarse con estudios complementarios.

• Destacar que las mismas son atractivas por el retorno de la inversión, con más del 15% de Tasa Interna de Retorno (TIR), con la posibilidad de crecer más del 10% anualmente.

• Las 14 Fichas de Inversión del Mapeo muestran un alto potencial para generar impactos positivos en el sector agroalimentario en aspectos sociales y ambientales, además de estar vinculados a 5 Objetivos de Desarrollo Sostenible, representando una gran oportunidad para el país, principalmente en el contexto actual de pandemia y de recuperación socioeconómica.

• Las nuevas inversiones en el sector requieren introducir innovaciones tecnológicas, pero también innovaciones sociales y buenas prácticas que sean amigables con el ambiente, para consolidar un mercado interno y avanzar con la exportación a mercados sostenibles, a esto se llama “inversiones de impacto”.

• Las inversiones de impacto crecen al 17% anual a nivel global, mientras los activos financieros tradicionales están creciendo al 5%; hay un gran potencial para traer a Bolivia inversiones de impacto, donde el sector agroalimentario puede ser la punta de lanza para otros sectores.
• En Latinoamérica y el Caribe este mercado crece al 21%, sin embargo, en Bolivia todavía es un mercado que comienza, con este tipo de iniciativas se podría acelerar ese proceso e incorporarse a este mercado global de inversiones de impacto.

• La oferta de financiamiento para este tipo de inversión puede venir de diferentes instrumentos como bonos temáticos, bonos verdes, bonos sociales, bonos sostenibles, fondos de inversión cerrado, que podrían ser estructurados y diseñados con esta intencionalidad de generar impacto o productos financieros, tanto de la banca pública como privada, crear nuevo capital de riesgo, fondos de pago por resultados que son mucho más especializados en esta materia.

• Se requiere de un marco habilitador que debe ser trabajado de manera conjunta con todos los actores, que incentiven en primera instancia el mercado de valores y por otro lado a los que demandan el financiamiento (MIPYMES), es decir que podamos llevar instrumentos complementarios como de asistencia técnica, fondo de garantías y otros tipos de instrumentos a la micro y pequeñas empresas del país (Mesa de Finanzas Sostenibles).

• PNUD e IBCE promoverán conversatorios específicos para cada producto identificado que dé paso a la posible implementación de Plataformas de innovación, gobernanza efectiva, intercambio de experiencias, propuestas específicas para mejorar el sector, etc., además de los ODS alineados a la agenda del país.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: