ENTREVISTA

José Durán: “Desarrollamos 31 normas para agua y saneamiento”

Luego de implementar una prueba piloto, se aprobó la norma NB/ISO 46001:2020 de Sistemas de Gestión de uso eficiente del agua, donde cuatro empresas pioneras en el sector industrial decidieron aplicarla obteniendo buenos resultados en el ahorro del recurso hídrico. Bolivia se pone al frente en la región sudamericana en la implementación de esta norma.

José Durán Guillén, director Ejecutivo del Instituto Boliviano de Normalización y Calidad ISO destaca el acuerdo de cooperación firmado entre dos instituciones permitió el surgimiento del proyecto IBNORCA-SIS y con ello uno de los logros más importantes fue la mayor representación de Bolivia en la normalización internacional, al alcanzar la membresía plena en la Organización Internacional de Normalización ISO.

¿En qué consiste el proyecto IBNORCA-SIS?
En enero del 2018, se firmó un acuerdo de cooperación entre el Instituto Boliviano de Normalización y Calidad IBNORCA y el Instituto Sueco de Normalización – SIS, mediante el apoyo de la embajada de Suecia en Bolivia, con la finalidad de fortalecer las capacidades en el proceso de normalización a través de un hermanamiento de instituciones homólogas de distintos países.
El lograr una alianza estratégica entre estos dos organismos de normalización fue fundamental para la colaboración continúa y sostenible entre una institución con casi 100 años de experiencia en procesos de normalización y una institución que aún se encuentra en crecimiento, buscando la mejora continua.
El proyecto IBNORCA -SIS buscaba apoyar al involucramiento de las partes interesadas en el desarrollo de normas, fortalecer los procesos de IBNORCA en materia de normalización técnica y promover el comercio a través de la implementación y uso de normas técnicas internacionales en Bolivia.

¿Cuál es el impacto de este proyecto para el medioambiente?
El proyecto IBNORCA-SIS tiene un gran impacto en el medioambiente a través de la normalización técnica. A través de esta, se pudieron desarrollar normas técnicas en el sector de agua y saneamiento, las cuales fueron trabajadas dentro de comités técnicos de normalización con la participación de diferentes actores del mismo sector. Estas normas logran ser un consenso para la armonización y utilización de herramientas que permiten una mejor gestión de los recursos y eficiencia en los procesos que permite un impacto positivo de manera directa en el medio ambiente y a largo plazo.

¿Cuántas normas técnicas se desarrollaron en el sector del aguas residuales y saneamiento durante este proyecto?
Sobre el tratamiento de aguas residuales se debe realizar cumpliendo los parámetros especificados en el Reglamento en Materia de Contaminación Hídrica. Sin embargo, existen normas técnicas que complementan y apoyan al tratamiento de aguas residuales.
El principal objetivo del proyecto fue apoyar al sector de agua y saneamiento básico a través de la normalización, desarrollando 31 normas técnicas, sobre muestreo de aguas residuales, parámetros de descarga, métodos de ensayo, uso de aguas residuales para proyectos de riego, clasificación de aguas residuales industriales y sistemas de gestión de eficiencia del agua, entre otras.
Como una prueba piloto, se tuvo la aprobación de la norma NB/ISO 46001:2020 de Sistemas de Gestión de uso eficiente del agua, donde cuatro empresas pioneras en el sector industrial decidieron implementar la misma con buenos resultados en el ahorro del recurso hídrico, entre otros beneficios, por este motivo manifestaron la iniciativa de certificar esta norma como una siguiente etapa.

¿Se tienen cifras de cuántas empresas incluyen en sus operaciones el tratamiento de las aguas residuales? ¿cuántas aplican las normas y cuáles son los resultados?
Las cifras sobre las empresas son monitoreadas en particular por la AAPS, que es el ente regulador para las Empresas Prestadoras de Servicio de Agua (EPSA) a nivel nacional.

¿Cuál ha sido el procedimiento para trabajar sobre este proyecto y cuánto demoró su implementación?
El objetivo a largo plazo del proyecto es incrementar la capacidad en Bolivia para desarrollar e implementar normas. Y se centró en acciones que contribuyan al desarrollo sostenible.
Para lograr este objetivo a largo plazo, el proyecto se dividió en tres componentes diferentes u objetivos mediano plazo:
El primer objetivo fue fortalecer la capacidad individual e institucional de IBNORCA en los procesos de normalización.
El segundo objetivo fue aumentar la capacidad, el compromiso y la colaboración de las partes interesadas bolivianas en el desarrollo de normas.
El tercer objetivo fue principalmente apoyar a las organizaciones bolivianas para que utilicen normas de tratamiento de aguas residuales en sus operaciones y aumentar el uso de normas en las regulaciones dentro del sector del agua.
El proyecto ha funcionado exitosamente y ya podemos ver cómo ha comenzado a contribuir positivamente al objetivo a largo plazo en estos tres años y medio de duración que tuvo.

¿Cuáles son las condiciones de saneamiento básico en el país o Santa Cruz?
Según la “Estrategia Nacional de Tratamiento de Aguas Residuales” (MMAyA ;2020), al año 2018, la cobertura de servicios de agua potable alcanzaba al 86% de la población, mientras que la cobertura de alcantarillado sanitario alcanzaba sólo al 60% de la población, cifras que ponen a Bolivia entre los países de ingresos medios, con una de las coberturas más bajas; y con importantes disparidades entre zonas urbanas y rurales.
En lo que corresponde a la cobertura de tratamiento de aguas residuales, el año 2016 llegaba al 30,5% de la población boliviana, según datos del “Inventario nacional de plantas de tratamiento de aguas residuales”.
Cabe resaltar que el proyecto IBNORCA-SIS desde el año 2018, empezó a trabajar en pro del fortalecimiento al desarrollo e implementación de normas en el sector de agua y saneamiento; donde se apertura el Comité Técnico de Normalización CTN 6.4 de Calidad de Agua y 4 subcomités que se enfocaron en el tema de aguas residuales, colaborando de esta manera a esta estrategia ENTAR en el tema normativo.

¿Aparte del fortalecimiento de la normalización técnica en el sector del agua, qué otros logros importantes se tienen con este proyecto?
IBNORCA logró avanzar de manera importante y cumplir con los objetivos planteados. actualmente contamos con personal fortalecido y una nueva estructura que posiciona la normalización como eje transversal de todas nuestras actividades, siendo imprescindible la participación del sector público, privado, la academia, defensa del consumidor y expertos técnicos que hacen posible el desarrollo de normas técnicas demandadas por la sociedad.
Asimismo, gracias al fortalecimiento y digitalización de IBNORCA en todos sus ámbitos, la difícil situación que estamos atravesando debido a la pandemia del covid 19 ha podido manejarse de una manera más llevadera en la institución permitiendo mantener nuestros servicios de manera online y remota y precautelando la salud de nuestro personal y partes interesadas.
También es importante mencionar que mediante la colaboración del Proyecto IBNORCA-SIS, desde el año 2019, IBNORCA es el único representante en Bolivia de la Organización Internacional de Normalización ISO, en su condición de miembro pleno. Significa que IBNORCA puede influir en el desarrollo y la estrategia de las normas al participar y votar en las reuniones técnicas y de políticas de la ISO, teniendo, la oportunidad de escoger y participar de los comités internacionales requeridos de acuerdo a las necesidades de nuestro país
De acuerdo a la evaluación satisfactoria que se tuvo del proyecto, éste representa un modelo a seguir para trabajar con organismos de cooperación internacional, multilateral y bilateral, en diferentes sectores que son prioritarios para el

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: