FINANZAS

Trabajadoras de bancos dialogan sobre cómo aumentar su liderazgo en el rubro

A la cabeza de ASOBAN, funcionarias de las entidades del sistema financiero boliviano se reunieron en Santa Cruz, analizaron su presencia en un rubro con predominancia masculina y reflexionaron sobre tareas pendientes en el sector.

“Nuestra visión es muy importante para la toma de decisiones. Nuestra forma de trabajo nos lleva a conocer aquellas necesidades personales de los clientes que no son manifestadas fácilmente. Bolivia es un país con fuerte participación de las microfinanzas, gran parte de los clientes de este segmento son mujeres, así que el aporte de la mujer es significativo para fijar directrices en la banca nacional”, instó Denise Hurtado, gerente general de BPO Center en Bolivia, en el desayuno que compartieron más de 50 trabajadoras de la banca la pasada semana en Santa Cruz.

El evento fue organizado por ASOBAN en conmemoración al 11 de octubre, Día de la Mujer Boliviana, con la convicción de la importancia de generar espacios de encuentro y diálogo entre mujeres que a diario se desenvuelven en el quehacer financiero. En ese sentido, en la cita, tras la ponencia de dos expositoras, varias trabajadoras pudieron manifestar sus opiniones y llamar al análisis acerca del rol que, además, tuvieron que desempeñar durante la pandemia, trabajando desde casa.

“La pandemia sirvió a muchas de las mujeres que siempre hemos trabajado fuera pudiésemos ‘volver’ a nuestras casas; pero también fue un catalizador de mayor estrés para muchas, ya que debieron conjugar las responsabilidades de la oficina con las necesidades permanentes de los hijos durante el encierro. A eso se añade que varias vieron o vivieron la profundización de las violencias intrafamiliares”, indicó a su vez María Reneé Centellas, gerente de Laboratorios Bagó.
Bolivia ha avanzado en la reducción de la brecha salarial entre hombres y mujeres; de acuerdo a cifras del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el periodo de 1993 a 2018, la diferencia salarial disminuyó en 29 puntos porcentuales, al pasar de 39% en 1993 a cerca de 10% en 2018.

“Las cifras en el mercado laboral boliviano aún no favorecen a las mujeres, con una menor participación frente a los hombres, además de tener condiciones precarias para su inserción mientras son responsables del cuidado de la casa y de los hijos. Sin embargo, hoy podemos decir que la banca privada ha abierto sus espacios para dar cabida a más mujeres, con empleo de calidad y en puestos de decisión, lo que nos convierte en un sector que está contribuyendo a que la empleabilidad femenina mejore cuantitativa y cualitativamente”, expresó el presidente de ASOBAN en Santa Cruz, Javier Lima.

Bolivia lleva algo más de dos décadas de acceso y progreso de las mujeres en el universo de las finanzas y en cargos de liderazgo en este sector. En la actualidad ya son tres entidades financieras están dirigidas por mujeres. Está Ana Verónica Ramos, gerente general del Banco Unión; Ximena Behoteguy, presidenta del Directorio de Banco FIE; y la flamante gerente adjunta de Banco Sol, Verónica Gavilanes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: