OPINIÓN

Alfombra roja para las empresas verdes

Los emprendedores verdes no están detrás del show sino detrás de mejorar la vida. Y mientras sus empresas puedan aportar su grano de arena tras este fin, jamás perderán la sonrisa.

Por Pedro Cabrera, Consultor Senior de Marketing y Comunicación

La reciente y constante ola de emprendedores locales debería prestar más atención a la oportunidad de crear empresas sostenibles, llamadas también sustentables o “emprendimientos verdes”. Es decir, empresas cuyo nicho de mercado tiene un impacto mínimo negativo en el medio ambiente, y un aporte positivo a la sociedad. Puede sonar a utopía, pero creo que existe una alfombra roja (tipo evento de premiación en Hollywood), esperando que los emprendedores verdes la caminen… y rápido. Me explico.

Si bien existe apoyo de gobiernos, fundaciones, asociaciones, cámaras profesionales y otras entidades ligadas al crecimiento económico del país por medio de asistencia clave y ayuda a las nuevas empresas (de todo rubro), las que están involucradas en proyectos ecológicos o amigables con el medio ambiente (eco friendly), tienen aún más ventajas.

¿Por qué? Me parece que existe una mezcla de cargo de conciencia -por generar empresas que destruyen el medio ambiente- con otra sincera actitud de arreglar un poco este mundo ecológicamente pateado en el piso. A ciencia cierta, no debería importarnos la razón de tanta ayuda (inclusive créditos a fondo perdido), detrás de los emprendimientos sostenibles o sustentables, ya que el fin que tienen no es bueno sino buenísimo. Además, estas nuevas generaciones aman todo aquello relacionado con la naturaleza, y que además, tenga un fin paralelo la reconstrucción de una sociedad mejor a la que encontraron.

Ahora bien, quizás los emprendimientos verdes no sean tan visibles o aplaudidos por la gente ya que la mayoría son de bajo perfil. Dicho de otra forma, los medios de información (y desinformación), están más proclives a cubrir la noticia de qué nuevo tatuaje se hizo Kevin -ya sabe de quién o quienes hablo- en vez de un loable reportaje a una empresa de delivery que sólo opera bicicletas por no dañar el medio ambiente con sus emanaciones de dióxido de carbono. Injusta la situación, ¿no? Pero no nos quejemos…

Los emprendedores verdes no están detrás del show sino detrás de mejorar la vida. Y mientras sus empresas -pequeñas, medianas o grandes- puedan aportar su grano de arena tras este fin, jamás perderán la sonrisa e inimitable energía que tienen sus directivos y trabajadores. ¿Cuál es el siguiente paso? Buscar más apoyo para que estas empresas -además de ser verdes- tengan luz verde para nacer, crecer y avanzar.

Autos eléctricos, comida saludable, reciclaje de muebles y ropa, creación de productos para el césped, bolsas reciclables, productos amigables con el medio ambiente a partir de residuos orgánicos son el primer paso de esta nueva generación de emprendedores que están cuidando el mundo y la sociedad mucho mejor que sus antecesores. Hay que ayudarlos inmediatamente. Vale el esfuerzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
A %d blogueros les gusta esto: