ANÁLISIS

La realidad después de la devolución excepcional de aportes

La devolución excepcional de aportes solamente ha sido un paliativo y no una solución integral, y posiblemente no logre acceder a la jubilación.

Por DAVID VILLARREAL, Consultor especialista en Seguridad Social a Corto y Largo Plazo. Socio fundador y CEO de Planifica Consultores.

En el artículo que escribí en agosto del año pasado, referente a la devolución excepcional de aportes, señalaba que tal decisión no representaba una solución integral y mucho menos permanente, y que más bien sería de perjuicio para la gran mayoría de esas personas, ya que la normativa indica que para que puedan acceder a la Pensión Solidaria, tendrían que devolver el monto de la devolución, más los intereses que hubiera generado.

En un corto o máximo mediano plazo, veremos los efectos de esta devolución excepcional, porque para nadie es desconocido que un gran porcentaje de las personas que accedieron a la misma, aún siguen desempleadas, otro tanto supera los 45 años y no cuentan con un ingreso mensual que les permita seguir aportando. Lo cual nos lleva a que dentro de unos años se tenga una nueva generación de adultos mayores empobrecidos, ya que muchos no podrán acceder a la jubilación al no tener las condiciones económicas para hacer la devolución de esos aportes, más los intereses, tal como indica la normativa.

Todos desconocemos qué porcentaje de personas, que con el monto de la devolución pudo haber iniciado un emprendimiento propio, y que además pueda estar generando ingresos mensuales con la posibilidad de reponer ese dinero y así en un futuro acceder a la jubilación. Sin embargo, lo que sí queda claro es que la mayoría de esas personas tuvieron que sacrificar su futura jubilación para poder cancelar, total o parcialmente, el préstamo que se hicieron para hacer frente a la pandemia ya sea para llevar algo de alimento a su hogar, pagar cubrir gastos médicos porque se enfermaron de Covid-19 o para ambos casos.

Personalmente, veo que la devolución excepcional de aportes solamente ha sido un paliativo y no una solución integral, porque la mayoría que optó por la devolución y empezó un emprendimiento, posiblemente no logre acceder a la jubilación, ya que jamás hubo la intención de parte del Ministerio de Desarrollo Productivo, junto con el Ministerio de Economía y Finanzas, de apoyar y colaborar a todas esas personas proporcionándoles asesoramiento y guía para que inicien una actividad que no solo sea permanente, sino que también vaya creciendo con el tiempo, para que así puedan continuar haciendo aportes como independientes y finalmente logren acceder a la jubilación.

Si el Gobierno realmente hubiera tenido la intención de ayudar a ese grupo de personas, antes de haber aprobado la Ley de devolución excepcional de aportes, debió haberles brindado asesoramiento para que, mediante un Cálculo Financiero de Jubilación, conozcan cuál era la situación en la que se encontraban, sobre todo aquellas personas que no cumplían con el requisito de la edad (58 años) pero que mínimamente tenían 50 años y, sin embargo, ya contaban con 120 aportes o más.

De manera de darles la alternativa para que, mediante una Ley Única y Excepcional, elijan entre acceder a la jubilación de manera anticipada, y con sus propios recursos, o solicitar la devolución de sus aportes. Esa sí hubiera sido una propuesta real e integral ya que, al facilitar el acceso a la jubilación de manera anticipada, y excepcional por la pandemia, también se les garantizaba el que tengan atención de salud, tanto para ellos como para sus beneficiarios.

Personalmente me preocupa que esta clase de decisiones traiga consigo más pobreza, sobre todo en una etapa donde todos deberíamos tener de una vejez digna.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
×
A %d blogueros les gusta esto: