Sin categoría

La Banca digital avanza, pero todavía hay una brecha tecnológica

El país tiene una importante brecha tecnológica respecto a los países vecinos, principalmente en infraestructura que soporta servicios y alcance en las soluciones que se ofertan.

Bolivia necesita crear un verdadero sistema de bancos digitales donde existan nichos sin explotar para desarrollar negocios rentables, como por ejemplo los neobancos. El modelo de negocio bancario no es estático y se encuentra constantemente en un proceso de evolución y transformación con el objetivo de continuar siendo sólido, competitivo, confiable y cada vez más eficiente de cara a beneficiar a los consumidores financieros, indicó el presidente del Colegio de Economistas de Bolivia, Jorge Akamine.

Por su lado, el analista financiero, Walter Morales, dijo que el país tiene una importante brecha tecnológica respecto a los países vecinos, principalmente en infraestructura que soporta servicios y alcance en las soluciones que se ofertan al consumidor.

Sin embargo, apuntó que en los últimos años, existe un avance destacable en el entendimiento de la digitalización del negocio y su operativización, fundamentalmente en cuanto a la analítica para entender, explotar y ampliar el acceso de los clientes.

El desarrollo de apps y canales, si bien tiende a tardar y puede presentar fallos en su implementación y puesta en producción, se puede explicar por la saturación de proyectos de los departamentos de TI, a veces sin los recursos necesarios, en esta ola urgente de avanzar y competir, recalcó Morales.
En este sentido, Akamine dijo que se debería tomar en cuenta los siguientes puntos:

Innovar para acelerar los desarrollos y transformar los procesos. En lugar de reaccionar a las expectativas de los clientes, los bancos deben adelantarse a ellas y pensar en cómo quieren relacionarse los clientes. Potenciar la orientación continua a la innovación y tener las herramientas adecuadas para afrontar los cambios que vienen, es esencial para responder a las necesidades cambiantes tanto del entorno como de los clientes.

Análisis y personalización de la experiencia del cliente para mayor eficiencia en las ventas. Apoyarse en plataformas que permitan unificar sistemas y procesos como ventaja competitiva.
El modelo omnicanal ofrece a los clientes acceso a servicios financieros a lo largo de los canales como si fueran uno solo con interacciones más consistentes.

Crear una nueva cultura digital no es sencillo, pero es inevitable. Requiere no sólo un cambio tecnológico, sino también un cambio en el enfoque tradicional del propio negocio de la banca, pasando de un modelo operativo centrado en los productos a otro, más innovador, centrado en los clientes.

EXPANSIÓN DE SERVICIOS Y REDES ATM

El analista financiero dijo que la banca necesita condiciones favorables para expandir sus servicios. “Hay que entender que, como cualquier negocio, la banca expande servicios en función a incentivos y necesidades, motivo por el cual, en la medida que la dinámica económica muestre opciones, estos serán atendidos. Al observar el crecimiento de la cobertura de servicios, físicos y virtuales, confirmamos que se ha desarrollado de manera interesante, no solo en ciudades capitales e intermedias, sino también en casi el 90% de los municipios”, destacó.
Por su lado, el presidente del Colegio de Economistas de Bolivia resaltó que el problema es que, muchos bancos tradicionales dedican el 80% de sus presupuestos en mantener sistemas críticos heredados, cuando en realidad se requiere la transformación digital de las entidades financieras.

INNOVACIÓN

Akamine, precisó algunas de las innovaciones más importantes que ha realizado la banca en Bolivia, tales como las solicitudes de préstamos de microfinanzas en línea. Compras y operaciones bancarias con monederos móviles basados en teléfonos inteligentes. El esquema de “gamificación” para atraer a nuevos adoptantes.
El auge de los ‘neobancos’ que ofrecen servicios 100% online y los bancos tradicionales llegan tarde a la transformación digital.

APOYO AL DESARROLLO

El sistema financiero debe desempeñar un papel clave en la generación de ahorro y en su canalización eficiente, a fin de financiar la inversión y la innovación tecnológica y facilitar el acceso al financiamiento de los diversos agentes productivos, en particular de las pequeñas y medianas empresas (pymes). Para diseñar y construir un sistema financiero orientado al desarrollo productivo y el cambio estructural, es necesario contar con políticas de inclusión financiera.

La inclusión es indispensable para que los sistemas financieros contribuyan a lograr un desarrollo económico y social sostenible. No se refiere únicamente a elevar los bajos niveles de acceso financiero y bancarización de la región, sino también a mejorar y perfeccionar el uso del sistema financiero por parte de aquellos actores que forman parte del circuito financiero formal, puntualizó el presidente de los economistas.

Para promover la inclusión financiera, es preciso realizar esfuerzos públicos y privados orientados a fortalecer, entre otras cosas, la institucionalidad y la estabilidad económicas, así como la institucionalidad jurídica, y a impulsar la creación de nuevos instrumentos para la administración de los riesgos de índole económica y financiera, añadió.

Según Morales, la banca, es también una empresa, dentro del ámbito de aplicación de la Ley de Servicios Financieros, pero especializada y que aporta de manera crucial al funcionamiento del sistema económico y el desarrollo de otras actividades en la sociedad.

Justamente, el premio Nobel en Economía 2022 ha destacado a investigadores que desarrollaron modelos teóricos que explican por qué existen los bancos, cómo su papel los hace vulnerables a los rumores y cómo se puede disminuir esa vulnerabilidad. Estos aportes han sido de gran importancia práctica para la regulación y hacer frente a las crisis.Hay que mencionar que el SIF tiene más del 60% de su cartera de créditos destinada al sector productivo y de vivienda social, lo cual definitivamente ha permitido efectos multiplicadores en la economía.

SOSTENIBILIDAD

El sector bancario se encuentra en una posición estratégica para influir significativamente en la protección y cuidado del medio ambiente a través del direccionamiento del flujo de capital hacia proyectos y empresas más verdes. Pero, se requiere aún un mayor compromiso e inversión por parte de las instituciones financieras en sectores o proyectos amigables con el medio ambiente, tal como la agricultura sostenible, energías renovables, eficiencia energética, infraestructura y construcción sostenible, entre otros, para lograr un mayor impacto positivo en el desarrollo sostenible.

Los principales desafíos para adoptar e incorporar las Finanzas Verdes son: la falta de apoyo por parte de la alta gerencia, la demanda baja/débil de los clientes, la falta de conocimiento y capacidad técnica y los costos desconocidos de implementar las Finanzas Verdes como una nueva línea de negocio.

SISTEMA FINANCIERO SANO Y SOSTENIDO

De acuerdo con los últimos datos publicados por la ASFI, si bien disminuyó ligeramente la liquidez en el último año, el sistema de intermediación cuenta con activos líquidos por alrededor de 60.000 millones de bolivianos, que respaldan casi el 60% de los depósitos de corto plazo. Entendiendo que se tienen también colocaciones con razonables previsiones y una morosidad comparativamente baja al resto de países, tenemos un conjunto de entidades con buena salud financiera, la cual debe seguir siendo precautelada y monitoreada, explicó Morales.

Por su parte, Akamine dijo que el sistema financiero ha sido afectado por las especulaciones, las calificaciones del exterior y la evidente disminución de las divisas. Sin embargo, desde la ASFI se descartó que existan problemas de liquidez en el sistema financiero nacional, en razón a que al cierre de la gestión 2022, cuenta con un monto de Bs 65.101 millones de activos líquidos, equivalente al 60% de los depósitos de corto plazo.

Además, la reactivación económica y el retorno a la normalidad en las actividades de los prestatarios, está generando mayores recursos de liquidez a las entidades financieras para continuar acompañando la dinámica económica, previéndose que en 2023 el sistema financiero continuará con un crecimiento sano y sostenido de sus operaciones.

Jorge Akamine, pte del Colegio de Economistas Walter Morales, analista financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios
×

¿Cómo puedo ayudarte?

×
A %d blogueros les gusta esto: